nosotros somos


A photographic essay about life, when one decides to start over



Every other Friday, members of "Hermanos de la Calle" gather in the parking lot of Saint Agnes Church in Key Biscayne, accompanied by volunteers who choose to join them, to head to areas where homeless people gather and live on the streets of Miami. Yes, there are also people living in poverty in Miami, about 800 according to official statistics. The food, water, and clothing that they bring are merely an excuse to get to know and establish a relationship with these people who, for various reasons, are living covered by the bridge that runs under I95 in Overtown or on the sidewalks in Downtown or just the park in front of the new building of the Children's Courthouse. They get to know them with a clear mission: to get them off the street and offer them a new beginning. Over eight years ago, a group of Catholic Key Biscayne neighbors, committed to resolving the problem of the "Homeless" in Miami, came together to lay the foundations of what later became https://www.hermanosdelacalle.org, a non-profit foundation dedicated to lending a hand to homeless people who are in a state of helplessness. Under the premise that "800 people on the street is a problem that the almost three million residents of Miami-Dade should be able to solve," the foundation has taken ownership of the problem and is dedicated to eradicating it. Currently, they manage 11 houses where they house almost ninety men and women who have been rescued from the street, offering them affordable housing and shelter, helping them overcome addictions, providing legal assistance, and even making it possible for them to reunite with their families.



September, 2021.






nosotros somos



"YO  SOY ROQUE, viví en la calle casi medio año, en el parque de Downtown. Ahí estaba con un grupo de compañeros, ocho para ser exactos. Todos nos mudamos a la casa al mismo tiempo. Soy de Belice, tengo un trabajo ayudando en un almacén, pero en verdad lo que estoy haciendo es esperando que mi novia me mande el pasaje para irme a Guatemala con ella." "YO SOY RAFAEL, vivo en la casa poco mas de un año. Pasé como dos meses debajo del puente de Overtown, porque mi “lanlor” no quería resolver una filtración en el cuarto que yo dormía, así que me fui a la calle. Yo cobro mi pensión de jubilado. Desde el año 94, que llegué de Cuba, trabajé en construcción. Lo bueno es que en la calle no tocaba mi cheque, así que me ahorraba los pesos." "YO SOY NORBERTO, cubano, llegué a la casa all mismo tiempo que Roque. Hace como dos años, con mis ahorros, compré un auto-lavado móvil, pero no me fue muy bien, perdí mi casa y ahora tengo un enfisema pulmonar, un tanque de agua de 100 galones, y unas herramientas en un ‘estoresh' al que no puedo ir porque también me dio el ‘flu' y el ‘covid', que me dejaron de regalo una oxigeno-dependencia." "I’M RICK. This is not my house, this is just temporary. Don’t get me wrong, I appreciate the help, but this is until I get my shit together. I have a job, I work at the pier with the fishermen. As soon as I can, I’m out of here. I have a very hard time trusting people, probably because of the whole year I spend on the big house. I like to live on my own rules." "YO SOY ANTONIO, llegué de Cuba en el 2014. Aquí conocí la droga, pero las conocí a todas, y muy bien. Tengo seis meses sobrio, y estoy trabajando en un taller mecánico. Todo lo que me sobra lo uso en comprar mas herramientas y eso me permite crecer en mi negocio y no me deja dinero libre para tentaciones." "YO TAMBIÉN SOY RAFAEL, soy cubano, pasé un poco tiempo en la calle. Soy 'handyman', arreglo 'de todo' y trabajo duro para mantenerme. Soy un hombre ordenado, pero un ‘escam' perdí lo que tenía”. 



"A todos las circunstancias nos llevaron a tocar fondo, nos mandaron a la calle. Allá las cosas son mas difíciles que ningúna parte, pero, al mismo tiempo, son mas simples que en la vida. ¿Quién es mas rico: el que mas tiene o el que menos necesita?. Lo que si es cierto es que ahí no se vive, se dura. Pero 'a la final' tenemos mas cosas en común. Todos dejamos de conformarnos con la calle, tuvimos que dejar el alcohol y las drogas, volvimos a confiar en la gente y aceptamos ayuda de desconocidos. Perdimos el miedo a la realidad. Decidimos retomar el control, dejar de durar para recomenzar a vivir”


Miami, septiembre de 2021.